miércoles, 10 de septiembre de 2014

((Fan Fic WonKyu )) - L U C I F E R - Capítulo V

¡Hola! Otra vez por aquí.

Hoy es turno de LUCIFER la otra vez decía que este fic ya es un DBSK x SJ o algo así, todo es culpa del último DVD de JYJ, hacen que me imagine cosas y después vengo aqui a tratar de aterrizar todas esas ideas, que espero sean de su total agrado.

Entonces


¿Vamos con LUCIFER?


<<capítulos anteriores>>








L U C I F E R
Capítulo V
:: WonKyu ::



-No…-Dijo Kyuhyun cuando sentía que el cuerpo de Siwon se apartaba de él. –Sabes que lo deseas tanto como yo…
-No Kyuhyun, yo NO te deseo… 



…ESTÚPIDO…eso es lo que eres, Kyuhyun.




Kyuhyun se apartó de los labios del ángel



¡Cómo diablos se atreve a decir que no me desea si él fue quien me besó!...bueno, tal vez sólo me sostuvo contra su pecho, pero da igual, ¡me besó!

-Lárgate…
-Kyu…yo…
-Dije que te largues, me importa un carajo si desapareces hoy o en mil años, no quiero volver a verte, no te vuelvas a cruzar delante de mí.

El ángel movió sus labios como si intentara decir algo, pero no encontró las palabras correctas para expresarse. Se dirigió a la puerta, tomó sus zapatos y salió del departamento.
Una risa conocida se escuchó por el pasillo y Kyuhyun bufó con molestia. No conforme con un ángel y sus aires de castidad Heechul venía para joderle más el día.

-De verdad que esperaba ver un poco de acción hermanito, con ese cuerpo que se carga, seguro que hace glorias en la cama.
-¿Podrías callarte o largarte? Mejor, podrías hacer ambas cosas.
-¡Vamos! Qué tal si salimos por ahí a buscar algo para divertirnos, ya sabes, como en los viejos tiempos.

Heechul era molesto, entrometido, petulante, orgulloso, pero siempre lograba hacer que su boca coordinara con su cerebro y expresar buenas ideas, a veces. Kyuhyun no podía creer que un simple beso (beso de pico, se recordó) lo excitara tanto. Necesitaba descargarse y seguramente encontraría una linda jovencita para pasar el rato.

No era muy amigo de los bares ruidosos y con mucha música, prefería los lugares más discretos y sencillos en donde pudiera tomar una copa de vino tranquilamente. Un lugar como en el que vio por primera vez a Siwon. Chistó  cuando se descubrió pensando en el ángel.

Pudo ver a Heechul que estaba quedando con un par de tipos, su hermano se giró hacía él y le guiñó. Al parecer alguien pasaría una noche intensa y por partida doble. Ahogó una carcajada cuando pensó en aquello de “partida” Se echó hacía atrás en el sillón de piel rojo en forma de medio circulo, no había conseguido a nadie, pero al menos el tamaño de su miembro había regresado a la normalidad y esperaba que siguiera así.

-¡Hey!   - Escuchó un grito a sus espaldas, se giró para encontrar a quien llamaba, pensó entonces que la noche no podía estar peor. Se besó con un ángel, se excitó como hacía siglos no lo hacía y ahora un molesto demonio de alto rango (que además era su acosador personal) se aproximaba a su mesa.
-Qué hay Amón
-Zhoumi,…en este mundo soy Zhoumi…
-Sí, como sea. ¿Has sacado a pasear a tu mascotita?
-¿Te refieres a Henry? No, creo que si lo traigo a la tierra conmigo terminaría haciendo un escándalo para escapar.
-Yo lo haría.
-Kyuhyun, ¿por qué te portas así conmigo? No recuerdo haberte hecho algo para que me odies…



Acosarme es algo…


-Ahh~ no te odio, en serio. Es sólo que tu presencia no me resulta tan agradable.
Zhoumi se acomodó en el sillón y cruzo sus piernas, posando sus manos entrelazadas sobre ellas.
-Ya, supongo que te agrandan más lo ángeles ¿no? –Una sonrisa hipócrita se dibujó en el rostro de Zhoumi
-Sinceramente, me agradan mucho más que tú. –La sonrisa desapareció. Touché



. . .



Sentado bajo una farola, Siwon tiritaba por el frio nocturno, llevaba poco más de hora y media dando vueltas por la zona sin saber qué camino tomar. Se dio cuenta entonces de lo distraído que estuvo mientras acompañó a Kyuhyun a su departamento, en ningún momento observó las calles ni los establecimientos, pero lo que si recordaba claramente eran las perfectas ondas del cabello castaño de Kyu.

Relájate Siwon, Relájate. Se repetía para calmar la desesperación que empezaba a experimentar.

Mientras intentaba reconocer algún punto que le ayudara a ubicarse, a unos cuantos metros de él, pudo apreciar un par de orejas puntiagudas y blancas que se aproximaban. Bajando de la banca donde descansaba se hincó sobre una de sus rodillas extendiendo los brazos a la pequeña bola peluda. Con pasitos graciosos, un perrito blanco con dos manchitas, una que cubría su ojo derecho y otra que adornaba su simpático trasero, corrió  a los brazos del ángel.  

-Hola pequeño -Saludó tomando al perrito y dejándolo sobre su regazo.- ¿Dónde está tu dueño? –El moreno buscó con la mirada a alguna persona que llegara a reclamar al animalito.- ¿Estás perdido? … No eres el único. –Se fijó en el collar rojo que llevaba alrededor del cuello, en el centro, una placa de metal en forma de huellita tenía escrito lo que supuso era su nombre. –Bugsy…-al instante el perrito levantó su cabeza atento a la voz de Siwon. –Bien Bugsy, encontremos a tu dueño y veamos si él puede ayudarme a volver a mi hotel.

Con el perrito en brazos, ambos se aventuraron por la calles, buscando a alguien que reconociera a Bugsy. Sin éxito llegaron hasta un callejón solitario y poco iluminado. Las orejas de Bugsy rápidamente se levantaron en señal de alerta, gruñendo saltó de los brazos de Siwon y se colocó justo delante de él como si intentara protegerlo de algún peligro.

-Pero mira nada más… lo chiquito que es el universo…-dijo una voz desde la penumbra. Siwon la reconoció enseguida.
-Jun… ¿Junsu?
-¿No lo crees, Siwon?
-Pero… ¿cómo?
-¿Cómo es que sigo vivo? –Poco a poco el sujeto fue caminando a la luz que proyectaba el alumbrado público. –Supongo que desconoces muchas cosas que pasan aquí abajo, en realidad dudo que sepas siquiera lo que pasa en tu perfecto hogar. Debo admitir que me sorprendí cuando supe de las vacaciones que les da el jefe. Seguro que ya no quiere más rebeldes y de ese modo los mantiene quietos.
-¿Cómo es que estás vivo todavía? Fuiste expulsado hace siglos…
-Cinco, para ser precisos. En realidad no soy muy diferente a ti, los grigori seguimos siendo ángeles después de todo. Además, encontré a un protector bastante interesante.
-No entiendo de qué hablas ¿qué clase de protector?
-¡El mejor! Tú fuiste creado luego de todo aquello, así que nunca le has visto, pero si has escuchado de él. Sin embargo, esto no es exactamente la charla de dos buenos amigos, a decir verdad, me gustaría saber qué pasaría si lastimo al ángel favorito de Dios, me pregunto si sentiría una pizca de dolor como el que sentí yo cuando me expulsaron.
-Yo no tuve nada que ver con eso, sabes que hicimos todo lo posible para que no fueran juzgados y los absolvieran de su pecado, fuiste tú el que jamás aceptó nuestra ayuda.
-¡¿Ayuda?! Sí, apuesto que asesinando a la mujer que amé me habrían ayudado mucho y seguramente hubiera vivido toda la maldita eternidad con ese remordimiento.
-¡Sabías que ese era el precio!
-¿Precio? ¡De qué hablas Siwon! ¿No el gran objetivo de Dios es que nos amemos los unos a los otros?... ¿Por qué nos arrebató ese derecho?
-Porque somos ángeles, vivimos para servir a los humanos, no para convivir con ellos. -Como un destello, la imagen de Kyuhyun y él basándose se clavó en su mente. Adoraba todo lo que tenía, su vida en el paraíso, estar tan cerca de Dios, aprender todo de él, observar la vida humana desde el reino de los cielos, pero pensar en que jamás volvería a probar el dulce sabor de los labios de Kyuhyun le provocaba una opresión en el pecho, un dolor similar al que atacaba su cabeza cuando se acusaba por incumplir los mandatos divinos.

Tal vez Kyuhyun tenía razón, no debía estar con él nunca más, sólo le quedaban tres días en la tierra, sería sencillo estar lejos de él ¿o no? No hizo falta esperar mucho tiempo para obtener una respuesta, no soportaría dejar de ver esos ojos de avellana, echaría de menos encontrarse con él para caminar por la ciudad. Deseaba estar junto a él, lo necesitaba, lo necesitaba justo ahora. El ladrido de Bugsy lo regresó de nuevo a la realidad, los ojos de Junsu brillaban con un verde intenso, jamás los había visto así, no tenía muy claras las intenciones del hombre rubio que se encontraba parado delante de él. Una siniestra sonrisa se dibujó en los labios del grigori.

-¿Sabes lo que pasó hace un par de años, con el amante de Donghae?

Siwon entrecerró los ojos intentando comprender la relación de las cosas, no imaginaría que Junsu estaba enterado de aquel trágico acontecimiento. Cuando Donghae había bajado como un mortal a la tierra conoció a un joven bailarín llamado Hyuk Jae, fue un amor fugaz, apasionado y sincero, desafortunadamente todo terminó mal. Nunca nadie habló de lo sucedido, el único que conocía la verdad era el ángel y aun siendo LeeTeuk y Siwon sus dos mejores amigos jamás les contó cómo fue que el humano murió.

-Tú… ¿Cómo es que sabes de eso? –Preguntó Siwon
-Si te lo digo, tendría que matarte y eso no sería bueno para mi amo, él te necesita vivo.
-¿Él?...
-Siwon, Siwon, Siwon… alguien ha tejido una trampa para ti y tú aun no lo has notado, debes cuidarte las espaldas o terminarán arrancándote las alas y no sólo a ti. Todos en el paraíso conocerán la furia del señor de las tinieblas y entonces, nosotros regresaremos a nuestro hogar.

Siwon estaba mareado, no entendía las palabras de Junsu. ¿Dónde estaba Kyuhyun? No supo por qué, pero fue lo primero que pensó.

Su vista se tornó borrosa, el mareo aumentaba y un sudor frio lo fue invadiendo, un agradable y desconocido aroma entró por sus fosas nasales, se sentía excitado, confundido, en otro intento por abrir sus ojos que cada vez se volvían más pesados alcanzó a ver que el cuerpo de Junsu se alejaba, cayendo al suelo encogió sus piernas y las rodeó con sus brazos para lograr calentarse un poco, antes de darse cuenta sus ojos estaban completamente cerrados.




. . .




Con las manos en los bolsillos, Kyuhyun caminaba desanimado, al final Zhoumi como se hacía llamar el demonio en el mundo humano, ahuyentó a todas las posibles opciones de conquista del incubo. Maldito Zhoumi…

Ya rumbo a su departamento, escuchó el llanto de un perro, odiaba esa parte noble que existía en algún rincón de su ser, se dirigió al estrecho y obscuro  callejón para salvar al animal, sus rodillas se quedaron sin fuerza al descubrir que su hermoso ángel estaba en el piso, con la nariz llena de sangre y totalmente pálido, peor aún.  




 ¿Muerto?






. . .

-¿Lo hiciste bien?
-¿Alguna vez te he fallado?
-No, por eso eres mi favorito, Jun-… Lucifer tomó la barbilla de Junsu y estampó sus labios contra los del grigori-. En verdad mi favorito. Sabes que si este plan no funciona no tendremos una nueva oportunidad pronto ¿cierto?
-Lo sé, señor. Pero estoy seguro que con la dosis que aspiró será suficiente, hoy mismo terminara entre los brazos del incubo.
-Perfecto... Ahh… me encantaría ver el espectáculo. Esos dos juntos deben ser todo un agasajo y nos lo perderemos.
-Tal vez usted y yo…
-Olvídalo Junsu, sabes que mi corazón le pertenece a él.




. . .






Jamás en todos sus malditos siglos había cargado algo tan pesado como el cuerpo inerte que llevaba sobre su espalda, se culpó tanto como pudo, no se perdonaría si algo malo le pasaba a Siwon, sentía miedo, sabía que lo perdería, pero no ahora y no así. 

Lo llevó hasta su cama y lo recostó, levantó su cabeza colocando unas almohadas debajo de ella y lo cubrió con una manta. El cuerpo aún estaba caliente, por lo que entendió que aún estaba vivo, aunque el ritmo de sus respiraciones variaba constantemente.

El cuerpo de Siwon se estremecía y el sudor no cesaba, por el contrario. Kyuhyun estaba nervioso, no sabía qué hacer. ¿Cómo se supone que curas a un ángel? ¿No se supone que ellos mismos hagan eso? Se deshizo de la chaqueta que llevaba puesta y también de los pantalones, se acostó junto al ángel  atrayéndolo  a su pecho, lo sujetó fuerte y acariciaba su espalda para transmitirle un poco de calor.






No me dejes. Todavía no, maldito ángel tonto…no hasta que digas que me deseas…

4 comentarios:

  1. Tipico, lo ama, lo bota de su casa, el botado(?) sale herido, el botador(?) lo salva de una muerte segura; aun lo sigue llamando estupido cuando esta inconsciente xD

    ResponderEliminar
  2. Cuando Actualizaran? Quiero seguir Leeyendo TTTwTTT

    ResponderEliminar